Remedio Casero
- Este poema está debidamente registrado por su autora -

 

Aunque el lamento es bueno para las penas

Sigan mi tratamiento:

Quítense esos momentos con yerbabuena.

Y si las penas siguen

Porque se agitan

Háganse un buen fomento

Con esa agüita.

Y si las penas quitan con esa agüita

Hiervan, la yerbabuena

¡Y a así me invitan!


Música:

The Typewriter


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas