Adamado Caballero
- Este poema está debidamente registrado por su autora -

 

Silbos de viento en su cara.

Rictus de sabia experiencia.

Cándidas flores de Mayo.

Notas de prosa conversa.

Dama de corte en el trato.

Voz de pincel colorido.

Fina figura de bronce.

Sangre de azules teñido.

Iba en caballo de plumas.

Silla con luces de estrellas.

Mano con punta de lanza.

Ropas con cintas de seda.

Al despertar la mañana.

Vino llegando a la aldea.

Mozos de fincas cercanas.

Andan buscando pelea.

Rica montura le trae.

Finas palabras le llevan.

Cuando llegando a la plaza.

Dictan sentencias ajenas.

Mano de sable la diestra.

Ronco de voz su mirada.

Turbio de ciertos acentos.

Ojos de hiena enjaulada.

Vino a ponerse en la puerta.

Quiso impedirle la entrada.

Cuando bajó del caballo.

Triste figura adamada.

Cuatro de siete vinieron.

Rostros que le amedrentaron.

Y de esos cuatro corceles.

Puerta sin hoja cerraron.

Damas de doce corrales.

Gritos al viento lanzaron.

No por si antes costumbres.

De caballero tan raro.

Moza de altiva presencia.

Vino a ponerse a su lado.

Mozo de cuadra no quiero.

Sí al caballero adamado.


Música:

La Rueda


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas