Alma Resabiada
- Este poema está debidamente registrado por su autora -

 


El alma clavé en mi pecho.

Como custodia a mi ser.

Pues si fijo, es de provecho.

Y ella debe responder.

Si no responde, la ignoro.

Y en el resabio la tengo.

Divido mi estancia en dos.

Y hago lo que convengo.

A pedir soy pedigüeña.

Aunque a ella no supero.

Pues me indica, fijación.

E exigencia si yo muero.

Al tengo va condición.

Altamente dominante.

Y por ello ha de exponer.

Su mesura en el talante.

A esa lucha la conmino.

Para mi, preponderante.

Pues si la incluyo en mi ser.

Que ese estar sea constante.

Y si consta, me reclino.

Y asevero en la prudencia.

Pues en mi sería el ansío.

El saber de su existencia.


Música:

Danza Española - Manuel de Falla


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas