Caballero de Amores
- Este poema está debidamente registrado por su autora -

 

Hacendada fue su jaca.

Y de pico su sombrero.

Ella juega con corceles.

Y él de amores, caballero.

Fresca hiedra rezongona.

Que se asía a las paredes.

No era él, por amoríos.

Lo era ella por quereres.

Tempranillos le sembraba.

Medianera en sus campiñas.

Caballero y hacendado.

No era dueño de sus viñas.

Doblegado de albedríos.

Libertades por costumbres.

Desbordando, fue su río.

Y encendida fue su lumbre.


Música:

Tres Morillas m'enamoran


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas