Cruces de un Sufridor
- Este poema está debidamente registrado por su autora -

 

¡Clavo, canela y clavo!

Reafirmando en compostura.

Pues poniendo, con cabeza.

No fue especia y sí hendidura.

Si es clavado, fue igualito.

Pues picó -y en la madera.

Y en el uso, fueron cruces.

¡Que sangrando fue canela!

¡Clavo, canela y clavo!

Y si es clavo, fue puntilla.

Hoy le van los derivados.

Y al que pique. ¡Maravilla!

Pongo - ¡Y a sazonar!

Y al que razone, lo alabo.

Que si es bueno, es de tomar.

¡Clavo, canela y clavo!


Música:

Si vas para Chile


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas