Desánimo
- Este poema está debidamente registrado por su autora -

 

Subí despacio, la escalera.

Sabiendo, a ciencia cierta,

que no estabas.

Y en el rellano, inmenso,

hacia tu puerta ,sentí,

que era la mía, la cerrada.

Y en la luz, que hacia mí,

la indiferencia, de tus ojos,

con el tiempo, despertara.

Me vi, en silencio.

Mi silencio.

Cual espejo, reflejada.

Subí despacio, la escalera.

Sabiendo a ciencia cierta,

que no estabas.


Música:

One´s man dream


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas