Lágrima

- Este poema está debidamente registrado por su autora -

 

Tan pequeña es la lágrima,

y tan grande su dolor,

que cuando asoma a los ojos,

estremece el corazón.

Tierna y suave se desliza.

Tímida, diría yo.

A veces hasta se oculta,

reprimiendo la emoción.

Dime lágrima, sincera.

Difícil de falsear.

¿Aquellos que contigo llevas

- aquellos ojos divinos-

que reflejan transparencias

no serían viva esencia

si no anegas su pasión?

¡Acaso sean refugio

de tu desconsolado amor!

Dime lágrima, sincera.

¿Si la mejilla no fuera

la mano que te acaricia,

no serías pasajera.

del rencor y la codicia?

Oh, lágrima perlada.

Improvisa y mensajera.

En mi pecho yo te escondo,

agrandando mi pasión.

¡Mas, si a mis ojos afloras,

delatarás sin mesura,

mi tristeza y mi dolor!


Música:

Exile


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas