Mi Niña

- Este poema está debidamente registrado por su autora -
Dedicado con todo mi cariño a
Bárbara Hernández Álvarez-Buylla

 

Tiene los ojos de mar.

La mar de alegres. Los tiene.

Y le encanta navegar.

Conectándose a las redes.

Su pensamiento es brillante.

Como la luz de la Luna.

Lo emplea. Para iluminarse.

Y nunca tenerse a oscuras.

Con la comba, ella me salta.

Cuando la tengo a mi lado.

Me gusta. Saltar con ella.

Pues la comba es de mi agrado.

Con los versos. Le converso.

Y en ello, sus dudas tiene.

Las rimas son de poetas.

Y lo más usual, no conviene.

Yo le entrego mi cariño.

Que es del todo verdadero.

Y me arrimo con las rimas.

Para decirle. Te quiero.


Música:

Un Mundo Ideal


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas