Nocturno
- Este poema está debidamente registrado por su autora -

 

Cércame con tus brazos.

Capazo de mi figura.

Que quiero con tu regazo.

Abrigo a mis desventuras.

La noche le va al pañuelo.

Y a la mantilla bordada.

A ojos, de gato pardo.

¡Y a la Luna aflamencada!

Quien la pintó no despinta.

Pues le aviene en su dolor.

Y yo describo, con tintas.

Difuminando el color.

La noche es como la mora.

Que da vida a los zarzales.

Su negro, es quien los colora.

Y asemeja a oscuridades.


Música:

El Lago de los Cisnes


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas