Otoño Voraz
- Este poema está debidamente registrado por su autora -

 

Meciéndose nerviosa en los costales.

Que entroncan su efímera existencia.

Recibe la hoja a quien despoja.

Y arranca ternuras sin conciencia.

Dejando en el hálito un suspiro.

Que imponen las fuerzas otoñales.

Recibe al tiempo de estaciones.

Cayendo de sus brazos maternales.

Con dientes afilados de lirón.

Que esconde tras la puerta del verano.

Hambriento ya le llega cual dragón.

Que muerde presuroso y a bocados.

Saciando su apetito y su vorágine.

Se abrasa a la estructura que agasaja.

Puliendo la espesura en esqueleto.

Y dejando por el suelo las migajas.

Del sacie se supone tan repleto.

Que al pie regurgita su apetito.

Aledaños que el viento ha de barrer.

Quedando ya la hoja al infinito.


Música:

Harry Potter


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas