Sentencias a mi Vida
- Este poema está debidamente registrado por su autora -

 

Por sentencia quedo presa.

En el pensar desbordado.

Pues la mente me ha plagiado.

El desorden de lo ordenado.

Porque al no querer, quiero.

Y al no deber, debo.

Y apreciando en el aprecio.

Más que vivir. Muero.

¿Dónde el orden y desorden?

¡ Y quién sabe lo ordenado!

Pues lo que creo sabido.

Hay quien lo quiere cambiado.

Yo a las bravas. Cuerdos todos.

Yo a la mansa. Ofuscado.

Acaso sea mi orden.

Un orden desordenado.

A la sentencia me expongo.

Y a la bravura no amanso.

Porque a los órdenes todos.

Siempre les lleva el repaso.


Música:

An Inspired Moment by Bjorn Lynne


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas