- Este poema está debidamente registrado por su autora -

 

Ayer fui valiente guerrero.

Hoy cobardemente me atrinchero.

Ayer fui navío en el océano.

Hoy sólo barca sin rumbo.

Ayer fui gaviota veloz.

Hoy pajarillo sin nido.

Ayer, sólo ayer, siento que fui.

Hoy, sólo sé que ya no soy.

Y tú, mi amor.

¿Qué fuiste ayer y qué eres hoy?

Yo, sí lo sé

Eres barca sin rumbo

en la inmensidad del océano.

Eres gaviota perdida en el mar.

Eres la ola que rompe la noche.

Eres y no eres.

Estás y no estás.

No te atormentes, mi vida

No te atormentes ya más.

Sólo el que ama con fuerzas.

Es quien no sabe nadar.

Es quien no llega a la orilla.

O al que no dejan llegar.

No te atormentes, cariño.

Algún día llegarás

Te esperaré en la playa.

Junto a las olas del mar.

Contemplaremos el cielo.

Achinchetado de estrellas fugaces.

Y verás que como espuma

te deshaces.

Sin confundirte jamás.

Ya sé que eres y no eres.

Ya sé que estás y no estás.


Música:

A song for my precious love


 

 

 

 

 

Lee mi Libro de Visitas Firma mi Libro de Visitas