Nuestro ganador, Eliseo León Pretell

AMOR INCOMPARABLE

No sabes cuánto te amo, que tan solo al mirarte
pudiera yo llevarte hasta el confín del cielo
y enredado en tu pelo, allá en el infinito,
fundirnos en un grito, diciéndonos ¡TE QUIERO!

Quisiera estar contigo más allá de la luna
tan lejos que ninguna mirada pueda hurgar,
detrás del horizonte, del mar y el firmamento,
donde ni el sol, ni el viento, nos puedan molestar.

Viviría contigo mi amor incomparable
en el mar insondable de más profundidad,
muy dentro de la tierra, tal vez en el averno
donde nuestro amor tierno, sea una realidad.

Emprendamos el vuelo sin rumbo ni destino
tomemos el camino a donde nadie mora,
marchémonos ahora, tan lejos que al buscarte,
no puedan separarte del hombre que te adora.

Hagamos nuestro nido en un picacho agreste
en la bóveda celeste del cenit celestial
o acaso más arriba, en las mismas estrellas
que al jugar tú con ellas, adornes su sitial.

©Eliseo León Pretell

Datos del Ganador
ELISEO LEON PRETELL

Biografia:

¿Quién soy?


Soy la persona, más común y corriente que te puedas imaginar, un ser de la creación divina, remontado en el lugar más recóndito
y agreste de la jungla de la vida.

Soy talvez, uno de esos cóndores o águilas de mi tierra, engarbado en la parte más inaccesible y alta de un picacho, oteando los páramos tétricos y mustios de una noche callada; o quien sabe observando con mis alas abiertas, el hermoso verdor de las praderas en los primeros rayos de la aurora, o en una noche clara de plenilunio.

Nací, en la fecha 18, de un florido mes de Mayo, en la provincia de: Contumaza, seguramente la más hermosa del departamento de Cajamarca al norte del Perú.

Hijo de padres adventistas, temerosos de Dios y amantes de los mejores libros, tales como: La Biblia y el 'Deseado de todas las gentes' donde aprendí a leer.
Llegué muy adolescente a la ciudad de Lima donde continué mis estudios y luego me casé con la mujer casi perfecta, la que me ha dado tres hermosos hijos que son mi orgullo y adoración.

Mi pasión por la poesía, creo que vino con toda seguridad, ya en la leche de mi madre, y se acrecentó con su muerte demasiado temprana, cuando yo, apenas era un niño de 11 años.

Lo describo en mi poema 'Así me quedé solo' Desde entonces, tomado y guiado de la mano inspiradora de Dios, voy completando a la fecha mi poema número 272, dedicados con mi corazón, a todas las sensibles personas que se sientan identificadas con el fascinante mundo de la poesía, como yo.

Siempre tendrán en mí, a un amigo dispuesto a dar todo lo que tiene por lo que cree y quiere.

Autor: Eliseo León Pretell